Saltar al contenido

Cómo hackear el cerebro de tu audiencia para siempre

Holi, soy Miguel y les quito el acento a los guiris.


Como soy consciente de que hablar de pronunciación aburre a las ovejas, todo el tiempo
que paso fuera de mis clases lo dedico a crear vídeos sobre fonética en redes sociales, en
la que me siguen unas 200.000 personas en total.


Esto me convierte en el divulgador de pronunciación más grande de habla hispana (creo).
Por cierto, soy @profedeespanol_ en todas.


He tardado solo dos años en posicionarme donde quería gracias a vestirme como un cani,
decir palabrotas en Instagram e insultar a todos los haters que se querían pasar de listos.
No he fingido nada. No he filtrado nada. No he forzado nada.


Si quieres aprender cómo ponerte a la cabeza de tu nicho sin quemarte estúpidamente,
sigue leyendo.

Cómo hackear el cerebro de tu audiencia para siempre

Todos los creadores de contenido mínimamente serios queremos hackear el cerebro de
nuestra audiencia.

Queremos que nos recuerden, que interactúen con nosotros, que nos encuentren
relevantes, que hablen de nosotros.

Pero la atención no se regala: la atención se presta. Y si la quieres, te la tienes que ganar.

Hay personas que parece que tienen un talento innato para captar la atención de los
demás. Un carisma superdesarrollado, o como quieras llamarlo.

Pero pensar que tú no lo tienes es una excusa para no decir que no has estudiado lo
suficiente. Y si has estudiado, que no has sabido o no te has atrevido a aplicarlo.

Mi propuesta en el IX Encuentro de ProfedeELE llega para solucionar esto y que no tengas
que volver a dar pena por redes sociales mendigando atención de unos desconocidos que,
por supuesto, no te van a comprar nada.

Te hablo así porque yo lo viví al principio y a veces no necesitamos una charla. A veces
necesitamos un par de hostias. Tú, yo y, sobre todo, tu audiencia.

Pues mi propuesta es una de esas hostias. Para que al menos te la des en un espacio
seguro y controlado
antes de enfrentarte a las redes de nuevo.

Te voy a contar una historia.

Los primeros 6 meses que empecé en redes subí una publicación cada día, sin excepción.
180 publicaciones. 0 clientes.

Te lo repito. Ciento ochenta publicaciones. Cero clientes.

Tenía un podcast, una newsletter, Instagram, TikTok, canal de YouTube, LinkedIn… Y no
me hacía caso ni mi madre.

Lógicamente, me quemé.

Y ahí decidí empezar a tomármelo con calma y pensar en qué estaba haciendo mal. Y
gracias a eso…

Descubrí el copywriting y mis newsletters empezaron a vender.

Hice un curso de edición de vídeo y mis vídeos empezaron a subir.

Dejé de dividir mi tiempo en muchos proyectos a la vez y me centré en el que me permitía
interactuar más con mi audiencia
.

Y ahí empezaron a llover los clientes, los seguidores, las ofertas de marcas y las súplicas
de fotos de mis pies.

Por fin tenía una comunidad. Esta vez, construida a base de sentido común y un control
sólido de lo que veía mi audiencia.

Pero no solo de lo que veían, sino de en qué orden lo veían.

Hasta el punto de que ya no se puede hablar de pronunciación en español en las redes sin
pensar en mis tatuajes y en estos morritos bandidos.

Sé exactamente cómo lo he hecho y te voy a explicar en 45 minutos cómo puedes hacer tú
lo mismo en tu nicho
. Los tatus son opcionales, pero ayudan.


Nos vemos en el encuentro. 😃


Tanto si lo ves en diferido como si me traes tus bíceps al taller, verás lo simple que es hacer
crecer tu marca personal y tu negocio en solo 45 minutos.


Hasta entonces, te mando un abrazo muy cani.

¿Dónde puedes encontrarme?

Newsletter: https://profedeespanol.com/suscribete-a-mi-newsletter/


Instagram: https://www.instagram.com/profedeespanol_/

Pregunta prepropuesta

Te planteo esta pregunta para que la reflexiones antes de asistir al IX Encuentro ProfedeELE.

¿Por qué crees que mereces la atención de un extraño en internet?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Podemos ayudarte?