Saltar al contenido

“Conectar jugando”, el proyecto pionero que demuestra la eficacia educativa de los juegos de mesa

Mercurio es una editorial y distribuidora de juegos de mesa, creada en 2005, especializada en el sector de juegos de mesa para “peques” y familias, aunque también distribuye “party games”, juegos de investigación y de estrategia. En sus juegos prima la diversión, el aprendizaje, el desarrollo de habilidades, la relación entre las personas y, en general, el fomento de la curiosidad humana a través del juego. 

En Mercurio siempre han creído en el aprendizaje basado en el juego. Por ello, esta editorial se embarcó en el patrocinio del proyecto “Conectar jugando”, un doctorado industrial que demuestra científicamente la eficacia de los juegos de mesa como herramienta educativa y de desarrollo de las funciones ejecutivas.

www.mercurio.com.es

www.mercurio.com.es/conectar-jugando/

“Conectar jugando”, el proyecto pionero que demuestra la eficacia educativa de los juegos de mesa

Hace algunos años los juegos de mesa modernos irrumpieron en nuestras casas para ofrecernos una alternativa de entretenimiento a las pantallas, ganando terreno a clásicos como el Monopoly y el Parchís, y otros juegos de mesa que nos han acompañado durante generaciones. En paralelo a este celebrado boom, surge un movimiento educativo, el “Aprendizaje basado en el juego” (ABJ), que descubre el gran potencial educativo del uso de los juegos de mesa en las aulas.    

En base a este maravilloso descubrimiento, profesionales de la educación han incorporado los juegos de mesa en sus aulas y gabinetes. Sin embargo, estas actuaciones se llevan a cabo desde un criterio personal y potencialmente subjetivo. Se hacía necesario pues, respaldar todo este movimiento con más datos y evidencias objetivas y cuantificables, que aportaran un mayor rigor científico a estas metodologías: ¿realmente los juegos de mesa favorecen el aprendizaje? ¿Son buenos para nuestro cerebro? 

Para responder a estas preguntas nació “Conectar Jugando” un proyecto de investigación cognitiva pionero en Europa, en el que colaboran tres pilares fundamentales: la Asociación AFIM21 de Almería, dedicada a la atención socio comunitaria mediante el uso de los juegos de mesa; el Grupo de Investigación NeuroPGA de la Universidad de Lleida, y por último, la editorial Mercurio, como patrocinador, financiando este doctorado industrial y proporcionando además una amplia selección de sus juegos de mesa familiares con grandes posibilidades educativas. 

Además, se estableció un «Comité de Expertos» compuesto por profesionales de la Educación, Psicología e Investigación neuropsicológica para analizar y testar los juegos de mesa de Mercurio con rigor y objetividad. El resultado es el «Dossier Conectar Jugando», un documento con más de 40 juegos analizados desde una perspectiva educativa.

El proyecto incluyó estudios de intervención en horario lectivo y extraescolar, con la participación de 1.105 niños y niñas de primero a sexto de Primaria de 13 colegios. Actualmente, el proyecto ha concluido con éxito, demostrando científicamente que los juegos de mesa son efectivos para entrenar el cerebro y desarrollar habilidades matemáticas y lingüísticas. Este estudio proporciona evidencia cuantitativa sobre el impacto cognitivo y educativo de los juegos de mesa en el aula de primaria, consolidando su eficacia como herramienta educativa y de desarrollo de las funciones ejecutivas.

Kaleidos Junior y Connecto son algunos de los títulos que se testaron en las aulas y que respaldaron parte de los datos más relevantes del proyecto: los niños y niñas que jugaron a estos juegos mejoraron su flexibilidad (un 47,59% en cuanto a la velocidad en la realización de tareas y un 62,75% en eficiencia). Con juegos como Quiddler Junior o Look Around consiguieron mejorar un 14,9% la memoria de trabajo. Con respecto a la competencia lingüística también hubo importantes mejorías: el alumnado que jugó en clase mostró una mejoría en la fluidez lectora de un 28%. Es decir, no solo no se quedaron atrás por haber “perdido” clase por jugar, sino que se beneficiaron a nivel educativo en mayor medida que los que siguieron con sus clases habituales. Así que concluimos que los juegos pueden ser una herramienta efectiva de intervención educativa y cognitiva en población escolar. 

Estos son solo algunos datos obtenidos por este estudio; si quieres saber más sobre Conectar Jugando, o conocer el dossier del mismo nombre, entra en nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Podemos ayudarte?